jueves, 2 de agosto de 2012

Tu recuerdo... 


 Hoy me hago acompañar por tu recuerdo.
 Se aproxima el día en que me acostumbré
 a esperar tu llamada, donde ya sabía que tu voz a medio
 despertar entonaría las mañanitas para hacerme sonreír. 
Sé, que esta vez inconscientemente esperaré que el teléfono 
suene y me diga que solo fue un mal sueño, que no te fuiste, 
que sigues ahí para consolarme,
 para peinar mis cabellos con tus manos... acariciándolos,
 llenándome de los recuerdos de mi infancia… 
Cuando la jaiza de tus amores alguna trastada
 hacía para provocar tu enojo o tu risa…
 Cuando entrelazabas esas dos largas trenzas 
mientras te conversaba mis niñerías o confesaba 
alguna travesura que tanto me identificaban. 
Hoy me he llenado de recuerdos, de añoranzas, 
hasta de culpas por no haberte abrazado lo suficiente,
 O no haberte llenado de besos hasta cansarte.
 Hoy, confieso estar triste al recordar mis manos
 entre las tuyas el día que partiste. 
Cerraste los ojos, bese tus mejillas
bañadas con mis lágrimas.
Hasta pronto madrecita, pronto te he
de volver abrazar. 

 NIKKI Derechos reservados