viernes, 14 de octubre de 2011

Soledad…

Miro hacia atrás,
nada queda,
todo se vuelve
oscuridad.
Pasos que no
dejan huellas,
en la vereda del tiempo
se van perdiendo
las ganas de caminar.
Brazos que
rodean fantasmas
de ilusión,
voces de silencios
atascados
entre muros de dolor.
Manos,
que quieren atrapar
los sueños de tiempos
que no regresaran.
Corazones cansados
de curar heridas
que ya no sanaran…

¿Qué queda en el alma?...
solo vacío y soledad.

NIKKI.
AGOSTO,2009.
Derechos reservados